Novedades en el catálogo trekking 2011 de BH

El ritmo de vida de la ciudad empuja a apostar por la bicicleta como medio de transporte y, junto con las Emotion de BH, la gama trekking es la más recurrida para suplir las necesidades de transporte, y también para el tiempo de ocio.

Este grado de combinación es el que cada usuario tiene que buscar entre los modelos de la gama trekking de BH, que se dividen en: Equipadas, Sport, Ciudad y Plegables.

Estos modelos se están abriendo paso entre el asfalto y reivindican su hueco en los caminos y senderos. Además, los cuadros de los nuevos modelos trekking llegan con muchas novedades. Se ha invertido mucho esfuerzo en mejorar el diseño, los componentes y el método de elaboración de los cuadros, en el que se utiliza la innovadora tecnología hidroforming que usa diferentes fluidos para la composición del cuadro.

Montaña y ciudad, fusionadas en una sola máquina


Los modelos Sport son el nexo de unión entre dos mundos: Montaña y ciudad. Silvertip, Renegade y Beartrack son los modelos más adecuados para los que necesitan escaparse del asfalto de vez en cuando.
La Gira representa la excepción entre las Sport.
Es un modelo ‘fixie’, o de piñón fijo, con un aire clásico, urbano elegante y original, que recupera la estética y el espíritu del ciclismo de principios del siglo XX y que, además, ha servido para conmemorar los 100 años de la firma.
Entre las Equipadas encontramos las Oxford, Cambrige, London, Dublin, Windsor – con una versión Sport y Luxe- y Boston, que combinan a la perfección versatilidad, comodidad y altas prestaciones, todo ello orientado a uso diario en la ciudad y a las largas travesías con equipaje, libros, compras… Destaca la Windsor Luxe, un modelo que cuentan con el más completo equipamiento y una cuidada ergonomía.


Máxima adaptación a la ciudad


Entre las bicis puras de Ciudad encontramos la Miami –con su versión Sport y Luxe- y la Bolero, con un diseño optimizado para conseguir la mayor comodidad y maniobrabilidad dentro de la ciudad, y con un completo equipamiento que te permitirá transportar todo lo necesario para tu día a día.
Las Plegables, por su parte, son la opción ideal para los que buscan máxima maniobrabilidad y prestaciones en el mínimo espacio.
El modelo Ibiza dispone de un innovador sistema de plegado que facilita su traslado en cualquier medio. Una forma cómoda de llevar tu BH a todas partes y de tenerla a buen recaudo en la oficina o en casa.


Enlace de interés:
www.bhbikes.com

Visto en: Amigosdelciclismo.com

CONVIERTE TU CASETTE EN UN MEGA 12-36

FRM acaba de sacar al mercado un kit para incluir un piñón de 36 dientes, de aluminio CNC, en cualquier cassette de 11-32, algo muy solicitado ahora con los desarrollos de 2x9 o 2x10.

No hay mas que quitar el piñon de 11 dientes y poner el su lugar el de 36, y cambiar la tapa de cierre por una para 12 dientes.

Este kit de FRM, está disponible en color dorado o rojo anodizado, y está recomendado para casettes de 11-32 dientes, atención que no es compatible con casettes 11-34.


El kit conversor, compuesto de piñón y tapa cierre, tiene un PVP
recomendado de 69 euros.

El distribuidor en España de FRM, Bikestage, dispone tambié
n de un nuevo desviador para montaña para platos de 2x9 complatible con desarrollos 42-27. 40-27 ó 39-25, con un peso 103 gramos ó 107 gramos, dependiendo del tiro, pudiendose elegir en 31,8 o 34,9 mm de diametro.

Su PVP recomendado es de 69 euros.




Enlace de interés:
www.bikestage.com


Visto en: Amigosdelciclismo.com

Nuevo X0 de SRAM; renace el mito

SRAM anuncia el lanzamiento de un grupo completo con la denominación de X0, que cuenta con la ya conocida configuración de 2 platos y 10 piñones.

Los componentes SRAM X0 son una institución en todas las disciplinas de nuestro deporte, pues con ellos se han logrado hasta la fecha 4 C
opas del mundo en XC, en descenso y en fourcross, además de haber sido varias veces campeones del mundo.
Para el 2011 regresa en forma de familia de productos,
en la que se integran los ya conocidos cambios trigger y el desviador trasero X0, pero ahora se le añade un nuevo pedalier 2X10 con desviador delantero para conseguir unos cambios más precisos.

También son nuevos los frenos Avid X0, con un buen compromiso entre ligereza y potencia.

Disponible en 4 combinaciones de colores (rojo, dorado, plata y azul), y suficientes opciones en desarrollos, longitudes de caja de desviador y diámetro de disco como para cubrir las necesidades de una buena parte del espectro ciclista.


Mira las fotos y ve haciéndote a la idea de cómo será el grupo, pues no lo tendrás en tu tienda hasta agosto del presente 2010.


Enlace de interés: www.sram2X10.com










Visto en: Amigosdelciclismo

Dos nuevos formatos para el lubricante Squirt

El producto que tan buenos resultados ofrece para el mantenimiento de la transmisión se ofrecerá en adelante también en botellitas de 15ml y apenas 30 g de peso, así como en una botella de 500ml para que no se acabe en meses y meses.

Squirt ya lleva casi medio año en el mercado. Desembarcó en España allá por noviembre con la botella de 120ml, un formato polivalente e ideal para un uso cotidiano, que tuvimos ocasión de testar en Amigosdelciclismo.com (Sprint-Test: Lubricante de cadena Squirt).
Aún así, y ante las demandas del mercado, ya están disponibles dos formatos nuevos que se
ajustan a necesidades concretas que los propios usuarios han expuesto. Por un lado está la versión más demandada por aquellos que adoran las largas jornadas sobre la bici o las travesías de varios días. Se trata de una botellita de 15ml que pesa apenas 30 gramos.

Un formato con un volumen similar a un dedo de la mano y que os permite llevar encima alrededor de seis aplicaciones de Squirt. En la foto adjunta podéis ver la comparativa de tamaño con la botella de 120ml.


Por otro lado, también está ya disponible una opción de 500ml que sólo se ofrecía inicialmente para uso profesional, pero que los particulares han demandado para poder aprovechar un formato más económico y la tranquilidad de disponer de Squirt por meses y meses.


El formato de 500ml tiene un PVP de 39,5 euros.
La botella de 15ml tiene un PVP de 2,5 euros.

Enlace de interés: www.squirtlube-spain.com

Visto en: Amigosdelciclismo.com

Abiertas las inscripciones para Paterna del Campo Campeonato de España de Maratón Btt

El 1 de mayo se abre la preinscripción para la X Ruta de Paterna, última prueba del PowerBar Marathon Open de España de Maratón by Northwave 2010 y este año también Campeonato de España de Maratón Btt.

Esta prueba, que se disputará el 25 de septiembre en Paterna del Campo, abre hoy su plazo de inscricpión hasta completar las 1250 plazas disponibles. La inscripción se realizará a través de la página web www.clubcanonazo.com .

Los corredores federados que quieran disputar la prueba del Campeonato de España y/o el Open de España POWERBAR MARATHON by Northwave en PATERNA DEL CAMPO (HUELVA) el 25 de septiembre tienen dorsal reservado del 1 al 200 (para todas las categorías), estos corredores deben haber sumado algún punto conseguido en la otras pruebas del POWERBAR MARATHON by Northwave Open de España (quedan por disputar las pruebas de Lliça d Amunt y Cartes).

Éstos deben realizar la inscripción a través de www.ocisport.net y la fecha máxima de inscripción será el 15 de septiembre. El pago se realizará al recoger el dorsal el viernes 24 de septiembre y sábado 25 de septiembre hasta las 8.00 horas de la mañana en el escenario de la prueba.

Los corredores federados que quieran disputar la prueba del Campeonato de España y no ostenten puntos deben tramitar la inscripción a través del Club Ciclista el Cañonazo.

La ruta completa tendrá en torno a los 91 km. y se sigue manteniendo una ruta corta no competitiva de unos 62 km. La Federación Española de Ciclismo ha designado a la X Ruta Sierra de Paterna para la celebración del CAMPEONATO DE ESPAÑA DE MARATÓN BTT, además, al igual que el año pasado, será la prueba final del OPEN DE ESPAÑA DE MARATÓN BTT

A pesar de ello, la Ruta Sierra de Paterna mantendrá su esencia como fiesta grande de los aficionados a la Bici de Montaña. La idea es que todo el mundo pueda disfrutar de un gran día de bici, naturaleza y convivencia. Así, los competitivos podrán dar rienda suelta a su ímpetu y a la lucha por obtener un buen puesto en las clasificaciones, pero también los curtidos y sufridos cicloturistas gozarán de una jornada plena de vivencias.

Para ello este año se ha diseñado de nuevo la ruta, recuperando parajes de las primeras ediciones. La primera parte de la ruta discurrirá por caminos, la mayoría en buen estado, y en la parte final habrá varios tramos de senderos de poca dificultad técnica (sólo la ruta larga).

El mismo día se celebrará la I Ruta Cicloturista Femenina. Tomarán la salida pocos minutos antes que la ruta competitiva y tendrá un recorrido de unos 25 km. A la mitad de la ruta, se hará una parada para agrupar a las participantes y ofrecerles un avituallamiento.

Alojamiento:

El Hotel Vértice Aljarafe 4*, es el hotel Oficial de la Ruta y ofrece una magnífica oferta a los participantes en la misma.

Más información en www.clubcanonazo.com .

9 de mayo, XII Día Nacional de las Vías Verdes


9 de mayo, XII Día Nacional de las Vías Verdes

Un año más la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE), en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, y muchas Vías Verdes españolas, celebra el XII Día Nacional de las Vías Verdes.


Con este motivo hay programadas decenas de actividades en muchas vías verdes a lo largo de todo el mes de mayo, aunque el día central es el próximo domingo 9 de mayo.

En la sección de “Actividades” de la web de Vías Verdes encontrarás toda la información.


El objetivo es divulgar entre los ciudadanos la existencia de estos itinerarios no motorizados que discurren sobre antiguos trazados ferroviarios, y animar a todos a su utilización a pie, en bici o en caballo.


Enlace de interés:
www.viasverdes.com

Visto en: Amigosdelciclismo.com

RUTA POR MARRUECOS: UN VIAJE DE CONTRASTES

LA RUTA


Sobre el viaje Salir de Europa para viajar a África es sólo un paso si vivimos en España. Marruecos es una destino habitual para los turistas de nuestro país. Viajar al mundo vecino es una mezcla enorme de sensaciones.
Hay muchas maneras de acercarse a las montañas. Andando, el movimiento de la cadera actúa como un péndulo que funde el tiempo en el espacio, dejando surcos profundos.

El serpentear del coche por los toboganes agrietados de asfalto, en cambio, acelera un tiovivo de paisajes que recorre largas distancias tras las ventanillas. ¿Cómo unir ambas cosas cruzando el Alto Atlas? ¿Cómo recorrer largas distancias sin renunciar al contacto con todo cuanto nos rodea?
Al equipar con alforjas la mountain bike, mi hermano y yo hallaríamos, el pasado abril, el punto intermedio entre lo intenso del viaje a pie y lo ubicuo del deslizarse a motor. Siete etapas de 100 Km. arrastrando 15 Kg. nos permitieron unir sin vehículo de apoyo Marrakech y Midelt y cruzar el Atlas dos veces.

Durante la ruta ascendimos hasta pegarnos a las nubes, rodamo
s a través de largas gargantas, de palmerales, de bosques de todo pelaje, en los huecos de antiguos glaciares…pero no renunciamos a perdernos también en lo hondo de los ojos antiguos que moran las altiplanicies, en el alboroto de enjambres de niños, entre formas de vida casi extinguidas...
El periplo no arrancó en el embrollo del tráfico espontáneo de Marrakech, sino en una librería de viajes enclavada en la pulcra cuadrícula del Ensanche barcelonés. La clase de olla donde al caldo de la curiosidad se le añade la sal necesaria.
Sobre la mesa, revistas, libros, mapas a distintas escalas, radiogra
fías cartográ cas, ríos, líneas de coloreadas, símbolos y relieves bidimensionales que intentábamos alzar mentalmente.
Sabíamos que, partiendo de Marrakech (466 m.), cruzar el Atlas en dirección sur por el collado de Tichka (2.260 m.) sería relativamente sencillo con buen tiempo. Rodar luego hacia el este en las ondulaciones paralelas a la cara sur de las montañas, tampoco debía preocuparnos.
Lo que no teníamos para nada claro era cómo cruzar el Atlas de vuelta, en dirección a Fez, destino inicial de la ruta. El Túne
l del Legionario conducía a la garganta del Ziz, el paso al sur de Fes, reconocible ya en mapas del siglo XV. Sin embargo, optamos por escoger la línea oblicua que remonta el río Dades hacia Tizi-n Ouano, un collado a casi 3.000 m. ¿Y luego qué? Nada menos que 200 Km. de pista por encima de los 2.000 m. ¿Dónde dormir? ¿Qué comer? Deberíamos hallar respuestas sobre la marcha.
Por eso incluimos en el equipaje fundas para el saco y mantas y ropa térmica y el potabilizador de agua en gotas.
La ruta estaba subrayada ya en el mapa, un empalme de líneas rojas y blancas entre símbolos y nombres desconocidos que se volverían imágenes con el girar de las bielas.

NOS VAMOS


Este viaje es muy de nuestro tiempo, un hijo de los nuevos vuelos de bajo coste que parten de Girona. Aterrizamos al ponerse el sol y encontramos el aeropuerto de Marrakech en obras, preparándose para acoger el creciente ujo de pasajeros.


A contrarreloj, montamos en las mountain bikes y nos vimos engullidos por los conos de luz de un organismo en movimiento articulado por una maraña de seres rodantes de lo más diverso. En el arcén invisible, ciclistas tranquilos montaban bicis rechinantes, las motocicletas trompeteras cargaban tanto fardos como pares de chavales que se sorprendían al vernos.
No había apenas semáforos. Si un peatón se adentraba en la jungla de asfalto, los vehículos recalculaban trayectorias con naturalidad, si una moto adelantaba a un ciclista, el resto anticipaba su movimiento.
En general, había tan poca urgencia y tal atención al volante que se resolvía cualquier imprevisto sin alarmismos. A un tiro de piedra de los semáforos de Europa, el desorden aparente de Marrakech se destapó aparentando un ruidoso desorden, interioridades de no encaje.
Por un día, derivamos entre las mareas que día y noche moldean el zoco y la plaza de la gran ciudad del
sur a 400 m. de altura. Luego abandonamos sus muros entre ciclistas, burros de carga y coches. A lo lejos, la pared del Alto Atlas se agrandaba poco a poco con sus techos nevados de 4.000 metros. La carretera se fue empinando hasta adquirir la pendiente suave y continua que nos llevaría hasta el primer escollo del viaje: el paso de Tichka, a 2.260 metros.
Hasta entonces, los poblados de cemento visto se convirtieron en algo parecido a áreas de servicio para un trá co escaso: colmados minúsculos, chiringuitos donde beber zumo, te, comer cous-cous, souvenirs…
El verde apareció pronto: alternadamente transcurrimos entre retales de bosque, hileras de cactus carnosos, cultivos...

Al color pardo de la tierra y la roca se le superpuso una intensidad vegetal que nos acompañaría durante casi todo el viaje. En el tramo nal del puerto, tras dormir en la “asociatión pour le developement” de Taddert (muchos pueblos tienen una), las rampas se endurecieron y un viento frontal arremetió contra nosotros. Si en una rampa subíamos a 16 Km./h., tras girar 180 grados, lo hacíamos sólo a 9 Km./h. Las rachas de aire nos obligaban a compactarnos sobre la bici, a bajar la cabeza y coger fuerte el manillar entre los gritos de ánimo de los turistas de 4x4, los únicos vehículos aparte de los viejos camiones de mercancías marroquíes.

Al inicio de la bajada el viento no cesó: sin darle a los pedales, las ruedas simplemente dejaban de girar. Al aumentar la velocidad las ráfagas se tornaron impredecibles y nos obligaron a extremar la conducción. En los pliegues de la roca, las carambolas del aire tan pronto nos empujaban hacia la pared como al carril contrario.
Todo cambió al tomar la carretera secundaria en dirección a Telouet, el pequeño poblado anexo a la lujosa kasbah de más de 200 años, habitada hasta mediados del siglo XX.
En adelante, las antiguas fortalezas de barro y adobe serían centinelas habituales a ambos lados del camino. Símbolos de un poder antiguo con sus torres cuadradas engarzadas a las esquinas del dado central, más bajo, también de adobe. Comparada con el conjunto de kasbah de Ait Benhadou (en sus múltiples palacios albergó más de 1.000 habitantes y el rodaje de Gladiator) la gran kasbah de Telouet fue lo que una astilla a un árbol.
Para llegar a ella rodamos sobre quilómetros de piedras por primera vez, desa ando los neumáticos lisos de 1.50.
Aunque viajábamos con cubiertas plegables de 2.00 en las alforjas, no las llegamos a cambiar nunca, aunque es muy recomendable. ¿Una locura? Seguramente, pero en subida la tracción aumentó debido al equipaje y, en cuanto al descenso, trazar sobre piedra sorteando hoyos y roca, resultó electrizante. Enlazando con la carretera de Tichka, llegamos a Ouarzazate, antesala de las dunas de Zagora. Desviándonos hacia el este, comenzamos a reseguir el río Dades. El viento a favor nos hizo volar sobre el asfalto a casi 40 Km./h., mientras la silueta pétrea del Atlas se recortaba a la izquierda entre nubes y bruma.

Ante nuestros ojos no había nadie, ni casas, ni árboles ni, apenas, coches. Cada ondulación del terreno iba seguida de más roca y una nueva colina levantándose a kilómetros de distancia. Luego todo fue cambiando: las palmeras salpicaron los bordes de un cauce seco, reaparecieron las kasbah, los poblados y los ciclistas que, pegándose a rueda, nos acompañaban a trechos.
En un alto, vimos los sombreros cónicos de unas ollas de tajin y nos detuvimos a comer.


Visto en:
http://www.revistamountainbike.com/

Textos Jordi Relaño Fotos Jordi Relaño


CONTINUARA...............

Se ha producido un error en este gadget.

Translate

 

blogger templates | Make Money Online