¿PUEDO MONTAR EN BICI SI ESTOY EMBARAZADA?

¿Es saludable o podría poner en peligro el embarazo...?


Muchas mujeres deportistas se quedan embarazadas en algún momento de su vida ¿eso es una razón para dejar de hacer deporte? Siempre y cuando hablamos de gestantes sanas, sin contraindicaciones por parte del médico, es saludable la práctica de alguna actividad física, incluyendo el ciclismo. El nivel físico previo al embarazo es un factor determinante a la
hora de prescribir el ejercicio que siempre deberá ser individualizado y adaptado a los consejos médicos según cada mujer.

BENEFICIOS:

-Mejora la condición física cardiovascular y muscular.
-Favorece la corrección postural.
-Evita un aumento excesivo de peso y protege frente a la diabetes gestacional.
-Aumenta el bienestar psicológico reduciendo la ansiedad, la depresión y el insomnio.
-Acorta el tiempo de hospitalización postparto y reduce el número de cesáreas.

A TENER EN CUENTA:

-La frecuencia cardiaca varía mucho dependiendo del momento del embarazo, posición de la gestante, etc. Es muy importante guiarse por la percepción subjetiva de esfuerzo.
-La gestación no es el momento más idóneo para fomentar nuevas prácticas deportivas para mujeres anteriormente sedentarias, mejor un programa específico de preparación al parto.
-Durante el primer trimestre el aumento de peso es menor, pero el riesgo de aborto es mayor, por lo que es mejor evitar esfuerzos agotadores si has tenido abortos previos o pérdidas. En el segundo trimestre el riesgo disminuye pero la barriga empieza a molestar. Al final de la gestación los impedimentos físicos son mayores, pero es cuando más se agradece las ventajas de hacer ejercicios suaves.

RECOMENDACIONES GENERALES:

-Trabajo cardiovascular de intensidad moderada (+/- 70% de la FC max., siempre pudiendo mantener una conversación sin agitarse excesivamente).
-Duración de 45 a 60 minutos según la intensidad, importante incluir calentamiento y vuelta a la calma.
-Suplementar el entrenamiento diario con ejercicios para el suelo pélvico.
-Evitar deportes de contacto, alta intensidad, saltos y riesgos de caídas.

CICLISMO:

-Para mujeres con experiencia previa se pueden desarrollar rutas en terreno sin desniveles pronunciados y sin peligro de perder el equilibrio corporal para así evitar caídas y un excesivo esfuerzo que supere ciertos límites en cuanto a la intensidad.
-El ciclismo Indoor o entrenamiento con rodillo es una buena alternativa para las ciclistas; es relativamente fácil regular la intensidad y no existe riesgo de caída. ¡Ten en cuenta la importancia de evitar un sobrecalentamiento del organismo!
-Adapta tu bici para mejorar la comodidad: cambia la potencia a una más corta y elevada, así irás más erguida y habrá mas espacio para tu pequeño.

Visto en: mountainbike.es

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Translate

 

blogger templates | Make Money Online