CÓMO EVITAR LOS CALAMBRES


Por qué se producen y qué podemos hacer para combatirlos...

LAS CAUSAS:

¿Qué son?
Son contracciones musculares involuntarias que suceden cuando existe una gran fatiga muscular.

La fatiga
Es producto de un inadecuado entrenamiento para la prueba en la que hayan aparecido los calambres.

Intensidad excesiva
Si durante la prueba se excede la intensidad o duración del esfuerzo a la que el músculo está entrenado.

Deshidratación
El segundo causante de los calambres. No basta con beber lo que llevemos en la mochila de hidratación o en el bidón.

Sin sales
La pérdida de sales (cloro, sodio y magnesio) por el sudor podrían generar el mal funcionamiento muscular.

Sin glucógeno
El agotamiento del glucógeno muscular podría estar implicado en la aparición de los calambres.

LAS SOLUCIONES:

Simulacro
Si compites, entrena en condiciones en las que vas a competir, ya sea intensidad, orografía, distancia o condiciones meteorológicas.

Estudia las circunstancias
Si da la casualidad que los calambres siempre aparecen en días calurosos, deberías beber un bidón cada la hora como mínimo, para no deshidratarte.

Sales e hidratos de carbono
Mata tres pájaros de un tiro si en el bidón además de agua llevas sales minerales e hidratos de carbono (cualquier tipo de azúcar vale), que te ayudarán a retrasar la fatiga y acabar con fuerzas.

Flexibilidad
Los estiramientos previos y posteriores parece ser beneficioso para la musculatura que es propensa a sufrir calambres (isquiotibiales y gemelos).

Stop
Si aparecen los calambres, se debe parar. Descansar unos minutos, estirar y masajear la zona mientras se ingiere alguna bebida energética. Así, aunque haya que bajar un poco el ritmo, se podrá finalizar la prueba o la ruta.

Visto en: mountainbike.es

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Translate

 

blogger templates | Make Money Online