IDENTIBIKE, ENCUENTRA TU BICI

Se presenta en España el primer chip que permite identificar las bicicletas...
    
El Instituto Tecnológico Metalmecánico de Valencia (AIMME) y la Policía Local de Valencia han presentado el sistema Identibike, un mecanismo de seguridad pionero en España para identificar las bicicletas con sus propietarios. Identibike es un sistema de identificación por radio frecuencia que da solución a una de las grandes demandas de los ciclistas. Esto es, disponer de un mecanismo que les permita recuperar sus bicicletas en caso de sustracción o robo. Valencia se convierte así en la primera ciudad de España en implantar este innovador sistema, y en un referente para el resto de localidades que utilizan cada vez más este vehículo para desplazarse.

Los beneficios de esta iniciativa, desarrollada y patentada por AIMME, en colaboración con la Policía Local de Valencia, son múltiples. Por un lado, actúa como elemento disuasorio contra el robo. Por otro, facilita que la Policía Local pueda identificar al propietario cuando encuentra una bicicleta abandonada y la deposita en las oficinas de objetos perdidos. Pero lo más importante, es que va a ser una herramienta imprescindible para que los agentes puedan identificar a los ciclistas en caso de accidente, ya que en su gran mayoría no suelen llevar documentación.

"Hemos trabajado en el desarrollo de un producto único que evitara tener que modificar las características de la bicicleta, y que a su vez fuera ligero y de fácil colocación. Pero, sobre todo, que garantizase  un nivel óptimo de seguridad y cuyo fin fuera prestar un servicio efectivo a la Policía y a los usuarios de estos vehículos", indica Salvador Bresó, director general de AIMME.

El resultado ha sido un chip del tamaño de una pila botón, protegido por un tapón de poliestireno de alto impacto de tan solo 9,3 gramos, 3 centímetros de alto y 25 milímetros de diámetro -el diámetro y peso equivalente a una moneda de dos euros-.

¿EN QUÉ CONSISTE IDENTIBIKE?

Esta solución técnica, diseñada para cuadros de bicicletas estándar, se presenta en un blister que incorpora los siguientes elementos:

- Un dispositivo de identificación por radio frecuencia (RFID),
- Un sello adhesivo disuasorio de seguridad,
- Un carné Identibike.

Para la colocación de este sistema, se debe retirar el sillín e introducir el tapón con el chip RFID en el tubo del chasis de la bicicleta. Se empuja hasta el fondo con cualquier objeto de un diámetro inferior a 14 milímetros, donde quedará ubicado de manera permanente gracias al diseño en forma de cuña del tapón que permite su inserción pero imposibilita su extracción.

El sello disuasorio de seguridad debe adherirse siempre en la zona delantera del  cuadro de la bicicleta, en las proximidades del manillar. Una vez colocado no se puede despegar ni reposicionar, ya que incorpora un adhesivo especial que impide su manipulación.

El tercer elemento que compone este sistema es el carné Identibike. El usuario que adquiere el dispositivo debe cumplimentarlo con sus datos personales (nombre, apellidos, dirección, DNI y teléfono) y con los datos básicos de su bicicleta (marca, modelo y color). Cada carné lleva impreso un código  de  barras. Se trata de un código único de identificación que relaciona este carné con el sello adhesivo de seguridad y con el chip RFID embebido en el interior de la bicicleta.

Más de medio año de trabajo es el tiempo que el Instituto Tecnológico Metalmecánico ha empleado en desarrollar este proyecto de ingeniería que pone a disposición de la Policía Local de Valencia y de todos los ciudadanos un sistema con un alto componente tecnológico. Los ingenieros de AIMME han conseguido diseñar un chip que sale de fábrica con un código alfanumérico único e inviolable, imposible de modificar o alterar, y grabado con láser. En la actualidad existen pocos centros en el ámbito internacional que pueden aportar esta solución técnica. De hecho, existen muchas etiquetas de RFID pero no todas son inviolables. Además es un elemento pasivo, esto es, que no necesita mantenimiento.

El mayor reto del proyecto ha sido lograr evitar la "jaula de Faraday", un efecto que hace que los recubrimientos metálicos anulen cualquier señal, y que provoca, por ejemplo, el mal funcionamiento de los teléfonos móviles en el interior de ascensores o la pérdida de la señal de satélite de los GPS si no se ubican cerca de un cristal. El equipo de AIMME ha buscado una buena relación entre el chip de Identibike y la antena que incorpora para que se pueda leer dentro de una jaula de Faraday como es el cuadro de la bicicleta.

¿CÓMO SE TRAMITA?

Adquirir el chip es voluntario y su registro también. Por eso, los usuarios que opten por Identibike deben acudir, en primer lugar, a una dependencia policial  para tramitarlo gratuitamente. Asimismo, tienen que dar de alta sus datos y los de su bicicleta en la web www.identibike.es, que actuará como coordinador entre los municipios adscritos a este servicio para agilizar la búsqueda de la pareja bicicleta/usuario.

La etiqueta disuasoria así como el carné incorporan un código de barras que se corresponde con el número de referencia de fábrica del chip que está en el interior del tapón. Este número figura en la base de datos de la Policía Local y de Identibike, una vez realizado el trámite de activación.

En un principio, el servicio se ha activado en el municipio de Valencia (Policía Local de la Unidad de Molí del Sol del Parque de Cabecera), pero el objetivo a corto plazo es ampliarlo a otras localidades del área metropolitana y hacerlo extensivo a toda la Comunitat Valenciana, y resto de España.


IDENTIFICACIÓN POR PARTE DE LA POLICÍA EN CASO DE SUSTRACCIÓN O ROBO

Identibike sólo es operativo cuando se pasa un lector específico de radiofrecuencia que permite contrastar la identidad del propietario con su bicicleta. La Policía Local de Valencia tiene a su disposición un lector de estas características en cada distrito de la ciudad, así como en la Unidad Molí del Sol, en el depósito de la Avda. del Cid y en los coches de atestados.

En el caso de desaparición de la bicicleta, el propietario debe formalizar la denuncia correspondiente en una dependencia policial, y por otro lado notificar la sustracción en la web de Identibike, que se encargará de enviar a los diferentes municipios adscritos al sistema la información relativa a la bicicleta sustraída y a su propietario.

La Policía Local podrá, asimismo, notificar a Identibike la aparición de una bicicleta que no tenga identificada en su base de datos, o avisar también al propio sistema de la  desaparición de un determinado vehículo.

En caso de localización de la bicicleta por parte de la Policía Local del municipio en el que se ha registrado, la Policía será la encargada de contactar directamente con el propietario. Si se localiza en otro municipio diferente, Identibike notificará al propietario la ubicación de la misma para su recogida.

A LA VENTA EN IDENTIBIKE

El precio de Identibike es de 15 euros y está a la venta en la web www.identibike.es. Se han preparado 10.000 unidades para su comercialización y se prevé que en breve esté disponible en Centros Comerciales y locales especializados.

El objetivo a medio plazo es ampliar la red del sistema Identibike, para lo que está previsto establecer acuerdos preferenciales de colaboración con mayoristas de alquiler de bicicletas, así como con las marcas, fabricantes y vendedores.

Asimismo, AIMME está trabajando en la ampliación del diámetro del tapón para que se pueda extender el uso de este sistema a  otras bicicletas con diámetros diferentes.

El acto de presentación del sistema Identibike ha contado con la asistencia del concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento  de Valencia, Miquel Domínguez, el director general de AIMME, Salvador Bresó, y el Intendente General Jefe de la Policía Local de Valencia, Andrés Rabadán.


Visto en: mountainbike.es

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Translate

 

blogger templates | Make Money Online