REPARAR UN PINCHAZO

Seguro que alguna vez te has quedado tirado en medio del monte con una rueda pinchada, sin cámara de repuesto y sin saber que hacer. Sólo te queda la opción de pedir ayuda a algún compañero o si vas sólo volverte para casa en el coche de San Fernando, es decir, un ratito a pie y otro andando. Y lo peor no es esto, sino la cara que se te pone al día siguiente cuando llegas a tu taller habitual y te dicen que la reparación te va a costar como mínimo 6 euros y que no te la tendrán lista hasta el día siguiente. ¿Merece la pena volver a pasar por esta situación?

Ya es hora de aprender de una vez a pegar un parche correctamente. Somos conscientes de que muchos de vosotros lo habéis intentado muchas veces y el maldito siempre se acaba despegando. La mayoría de las ocasiones por exceso de disolución, por no dejarla secar el suficiente tiempo, y otras por una mala calidad de los materiales. También existe la popular pero errónea creencia de que a más presión sobre el parche y durante más tiempo mejor pegará, ¿acaso nunca le has puesto la pata de una silla encima?. Lo dejas toda la noche y, a la mañana siguiente, tiras con convicción del plástico que lo cubre y....¡zas!, te llevas el parche pegado al plástico.

A continuación verás paso a paso lo fácil que es reparar una cámara pinchada, incluyendo el desmontaje y montaje en la rueda. El truco está en la disolución, en cuanto la controles empezarás a ahorrar dinero.

MATERIAL NECESARIO:

1- Una bomba para dar aire a las ruedas. Para reparar en casa mejor si es de taller, aunque vale cualquiera de las más pequeñas que normalmente llevamos en nuestras salidas "por si las moscas".

2- Desmontables (que en realidad deberían llamarse desmontadores). Te facilitarán la tarea de desmontaje y montaje de la cubierta.

3- Los parches se venden en varios tamaños. En las tiendas de bicicletas hay unas cajitas que traen variedad y todo lo necesario para pegarlos.

4- Con el papel de lija se raspará la cámara para limpiarla. Mejor que el grano no sea muy grueso para no dañarla.

5- Aunque en el mercado hay parches autoadhesivos, sin un buen pegamento para parches o disolución estamos perdidos, pues no sirve ningún otro pegamento.

6- Un anti- pinchazos evitará los pequeños pinchazos a cambio de un pequeño incremento de peso.

TRUCOS

-Los mejores parches son los vulcanizados, los distinguirás por tener el borde de algún color, normalmente azul o naranja.

-No apliques demasiada disolución, tardará mucho en secarse y el parche no pegará bien.

-Las cintas plásticas o de kevlar antipinchazos que se colocan entre la cámara y la cubierta son una buena barrera contra los pinchos.

-Otra buena medida para evitar los pinchazos es la utilización de cámaras antipinchazos, llevan dentro un líquido viscoso que tapona pequeños agujeros.

-Una cámara pellizcada (dos agujeros paralelos producidos al machacarla entre la llanta y un objeto) es mejor cambiarla por una nueva que repararla, pues pegar dos parches tan juntos no dará buen resultado.

-Los parches sólo pegan con disolución, un pegamento especial para gomas. No lo intentes con otro tipo de pegamentos.

-Gran parte de los pinchazos se producen como consecuencia de llevar una presión excesivamente baja en las cámaras, de esta manera es más fácil pellizcar con una piedra o una raíz. Selecciona bien la presión manteniéndola entre los límites que los fabricantes recomiendan en los laterales de las cubiertas.


Visto en: mountainbike.es

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Translate

 

blogger templates | Make Money Online