GPS TwoNav Sportiva

Probamos el navegador que acaba de sacar al mercado la firma española CompeGPS, que viene dispuesto a entrar en el mundo de los GPS para ciclismo por la puerta grande y con la intención de demostrar que tiene capacidad suficiente para ponérselo muy difícil a la firma número uno actual.

Después de que hace unos meses probáramos el primer GPS del equipo de CompeGPS, el TwoNav Aventura, tenemos en nuestras manos el nuevo navegador con el mismo motor: el TwoNav Sportiva. En el caso del TwoNav Adventura, nuestro veredicto fue que no era el dispositivo más adecuado para su uso sobre la bicicleta, debido principalmente a su enorme tamaño; sin embargo, todo esto ha cambiado en el nuevo dispositivo. El nuevo Sportiva tiene un tamaño similiar a un Garmin Oregon o un eTrex, con una gran pantalla táctil que cubre practicamente toda su superficie.

En esta ocasión, el hardware es realmente un equipo del fabricante Holux dotado de receptor GPS de alta sensibilidad, brújula 3D y barómetro con pantalla táctil de 3 pulgadas y 320x400 pixels de resolución, sobre el que se ha instalado el software TwoNav.

Con el GPS viene el soporte para manillar de bicicleta, cosa que ya viene a indicar hacia donde está orientado el receptor. También dispone de una correa con un pequeño puntero para accionar la pantalla táctil en cualquier circustancia, además de un cable USB y un cargador con salida USB, un CD con software de Compe de prueba, mapas (y donde echamos en falta un manual completo del software TwoNav) y por supuesto la bateria de Li-Ion de 1050 mAh que se encargará de alimentar el GPS. Como siempre, el tema de la bateria es bastante polémico: dura más pero no puedes reemplazarla por unas pilas normales de las que venden en todas partes.

Nosotros hemos realizado un test para comprobar la duración de la batería y el resultado ha sido el que os mostramos. En ambos casos, se realizó el test con el GPS recién cargado. La duración de la bateria con la retroiluminación encendida al máximo ha sido de 5 horas y 26 minutos, sin embargo con la pantalla encendida pero la retroiluminación apagada, la duración fue de 13 horas y 42 minutos. A nuestro parecer esta segunda configuración sería la recomendable en la mayoría de ocasiones, ya que con la iluminación encendida la duración es demasiado escasa y la visibilidad de la pantalla es bastante buena sin retroiluminación si hay luz cenital. En cualquier caso, un toque de pantalla enciende la retroiluminación en caso de que alguna sombra o mala luz no nos permitan distinguir bien el camino.

El navegador viene precargado con los mapas topográficos de España, basados en el MTN25 del IGN y que ocupan parte de los 2 GB de memoria interna con los que viene equipado. De estos, sólo tendrás desbloqueada una de las partes en que dividen la península, aunque a nuestro parecer no es ningún problema porque puedes encontrar los mapas de la serie MTN25 gratuitamente (y legalmente por supuesto) en Internet. La única diferencia es que los que equipa el Sportiva llevan mapas de más o menos detalle en función del zoom que simplifican algo el movimiento por los mismos. Dispone además de una ranura SD con la que le podremos ampliar la memoria, cosa bastante necesaria para cargarle nuestros mapas raster, ya que a diferencia de los vectoriales, los raster ocupan mucho espacio (Los mapas vectoriales son una especie de definición de lineas, puntos y objetos, que se dibujan igual a cualquier escala y ocupan menos memoria. Los raster son imágenes como jpg, georeferenciadas, ocupan mucho más y pierden calidad al ampliarse por encima de su resolución, pero por contra, existe una mayor oferta y permite cualquier tipo de mapa y ortofoto que usemos en CompeGPS).
Tal como hemos comentado, nos ha encantado el tamaño (104 x 56 x 21 mm) y peso (127 g batería incluida) del dispositivo, que lo colocan en el mismo orden que los GPS más usados-vendidos actualmente por-para los ciclistas.

En su interior podemos encontrar el software de TwoNav que ya probamos en el Adventura, aunque en este caso no viene con mapas "ruteables", con lo que la pestaña que en el Adventura nos llevaba a los menus de navegacion "on-road", no aparece disponible. Sin embargo, sí disponemos de unos mapas ruteables propios, tenemos entendido que los podrías cargar en el Sportiva y usarlo como navegador para el coche, pero eso sí, sin voz, únicamente con indicaciones visuales y pitidos.

En la parte off-road que es la que nos incumbe y la única que podremos disfrutar por defecto sin mapas adicionales de navegación, encontramos exactamente el mismo interfaz que tiene el Adventura en off road y que es el que proporciona el software TwoNav: Pantalla de mapa más 3 pantallas adicionales de información extra y totalmente presonalizables con información de todo tipo incluyendo perfil, pendientes, velocidades, pendientes, etc. Además de las pantallas de configuración del equipo, que dominaremos en poco tiempo ya que todos los iconos y indicaciones son muy claras si estas familiarizado con el uso de GPS. De la misma forma, la pantalla del mapa que será la que más habitualmente usaremos, dispone de dos zonas desplegables/ocultables en las que se nos mostrará información o la configuración del mapa (norte o track arriba, 2D o 3D,...) y otros puntos sobre el mapa en los que pulsando podremos hacer zoom o bien volver a la ubicación actual.

Pero vamos al grano, a lo que más interesa, que es su funcionamiento. Primeramente, al igual que ocurría con el Adventura, pasarle mapas, tracks o waypoints al GPS es tan sencillo como arrastrarlos con el ratón de nuestro PC a la unidad USB que aparecerá cuando lo conectemos al PC (o dos si tenemos una tarjeta SD insertada). Si además dispones de la nueva versión de CompeGPS, la 7, aún es más fácil, ya que el programa te detecta el TwoNav y puedes arrastrar directamente los tracks, mapas y waypoints a la unidad desde el mismo programa. La versión actual no detecta la tarjeta SD, así que los mapas que probablemente querrás situar en ella, los tendrás que copiar manualmente. También puedes tener algún problema con alguno de los formatos de mapa, ya que por ejemplo no acepta imagenes PNG, pero con el Compe los puedes transformar en ese caso de forma sencilla. También podemos copiarle algun mapa de alturas DEM para poder visualizar en 3D (viene por defecto con el mapa 3D de toda España de Compe, pero vale la pena cargarle alguno de mayor resolución si queremos tener un aspecto lo más real posible de nuestras vistas).

Una vez cargado el receptor, lo montamos sobre el soporte de la bici, que en este caso es menos aparatoso que el del Adventura, pero aún así nos gustaría que quedara algo menos expuesto. Tampoco podemos cambiarle la orientación del soporte, con lo que no podrás ponerlo en la potencia o en el tubo horizonal y deberá ir sobre el manillar obligatoriamente. El anclaje del GPS en el soporte sí es muy robusto: primero se desliza por unas guías con una pestaña de tope, pero además se le rosca manualmente un pequeño tornillo metálico, con lo que el GPS queda firmemente sujeto al soporte.

Una vez encendido el GPS, la posición la coge con notable rapidez gracias al chip de alta sensibilidad, incluso en condiciones de poca visibilidad del cielo. La calidad de los tracks registrados es notable, y lo que nos ha llamado la atención igual que ocurria con el Adventura, era la elevada cantidad de puntos que recoge, pero sin aberraciones ni dientes de sierra en las alturas en condiciones de buena visibilidad. Los tracks que hemos copiado al receptor, en formato TRK o GPX, los podemos cargar y visualizar en el mapa, pudiendo cambiarle el color y grosor de las lineas para mejorar la visualización. Lo mismo con los waypoints, y por supuesto, los mapas. Podremos elegir la opción "automapa" que automáticamente carga el "mejor mapa" de la zona, es decir, el de mayor resolución, pero la verdad es que creemos que normalmente será mejor que nosotros lo elijamos. En este caso encontramos que alguna vez, al encender el aparato, si no tenemos la opción de automapa, no aparece ninguno seleccionado, un pequeño bug que seguro que en proximas versiones del firmware desaparece.

La visualización de los mapas raster es buena a diferentes niveles de zoom y bastante rápida, aunque en ciertos momentos notamos algo de falta de respuesta de la pantalla que nunca terminamos de acertar si ha sido debida a los guantes o a que en algunos momentos el HW no es capaz de refrescar suficientemente rápido. Por ello, es conveniente llevar colgado del GPS el puntero para poder accionar algunos controles con los guantes puestos. Para ello si nos gustaria que el receptor o el soporte dispusiera de algun mecanismo de sujección para que el puntero no vaya dando tumbos y produciendo ruiditos. De todas formas, en general el refresco del mapa es bastante rápido y el cambio de pantallas también. Sobre la marcha los botones se pueden accionar facilmente y los cambios de página también, sin embargo tendréis más problema con los minibotones del zoom, debido al pequeño tamaño y a que aparecen bastante difuminados.

Petición al equipo de desarrollo: un botón de 100% para dejar el mapa a su resolución nativa.

En cuanto a la visibilidad, que es uno de los aspectos que más importa a la gente, es buena, bastante buena, mejor que por ejemplo el Oregon 300 que probamos ya hace un tiempo, aunque sin llegar a la visibilidad de los eTrex. De hecho, si la luz es cenital o hay suficiente luz ambiente (nublado por ejemplo), no es necesario llevar la retroiluminación conectada siempre y el mapa se ve perfectamente.

En cambio, si la luz viene con cierto ángulo horizontal, por ejemplo hacia el amanecer o atardecer, necesitarás activar la retroiluminación. También se hace necesaria en caso de visualizar una ortofoto debido al menor contraste de esta. Tal como hemos comentado para tener una duración aceptable, habitualmente podemos ir con la pantalla siempre encendida y la retroiluminación apagada a los 30 segundos o 1 minuto. En cualquier caso, aunque lleves la retroiluminación apagada, con un simple toque de la pantalla, esta se encenderá si en algun momento tienes dificultad de visualización.

Una cosa que nos ha encantado es la visualización 3D, que hasta ahora seguramente no habiamos podido disfrutar por carecer de unos mapas de alturas de suficiente resolución. Ahora, con una resolución de 20x20, colocar en 3D el mapa es "una gozada", ya que puedes identificar "la realidad" a través de la pantalla del GPS, y si lo combinas con una ortofoto la sensación de realidad ya es total. Posiblemente no lo usarás demasiado sobre la marcha, pero siempre te puede ayudar a interpretar un collado por donde sube la ruta, o por qué parte del valle circula.

Esta parte del programa tiene algun pequeño fallo de visualización que nos aseguraron en Compe se corregiría en próximas versiones del firmware TwoNav, ya que a poca distancia del cursor de situación, el mapa topográfico cambiaba al de escala superior afeando bastante la vista, y algo parecido ocurría con la ortofoto que se suavizaba demasiado. También observamos que cuando nos paramos, el cursor siempre se orienta a E-SE: Esto se corrige simplemente calibrando la brújula, que se realiza en menos de un minuto, pero que se debe realizar cada vez que se conecta el dispositivo, siendo por ello algo engorroso.

En resumen, nos encontramos delante del que pensamos que puede ser un superventas y la primera alternativa factible al dominio hasta ahora absoluto de Garmin. Tiene buenas razones para ello: tamaño y peso, visibilidad de la pantalla, facilidad de carga de todo tipo de mapas raster, tracks y waypoints, y aunque suene "chovinista", es un producto nacional con un estupendo soporte por parte del equipo de CompeGPS.

PVP aprox: 379 euros

Enlaces de interés: www.compegps.com y www.twonav.com


Visto en: Amigosdelciclismo.com

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Translate

 

blogger templates | Make Money Online