UN PASEO POR LAS NIEVES


Esta es la cronica de un colega forero en una salida por la nieve en la sierra de Madrid.


8:30 de la mañana el tren que me llevara hasta Cercedilla lega puntual,
La ruta que me dispongo a realizar es una de esas que permanecen en la carpeta de pendientes que por alguna u otra razón nunca sale de ahí, aunque ha amanecido hace relativamente hace poco el cielo ya deja ver un esplendido color azul, y las primeras nieves caídas hace unos días en la sierra prometen que puede ser un gran día de bici.
Ya rodando por la carretera que nos adentra a el valle de la fuenfria empieza a sobrar ropa, parece que he sido demasiado previsor pero bueno vamos en solitario y en la montaña nunca viene mal un poco de peso extra en la mochila.
A estas horas no se ve a casi nadie apenas algún otro montañero o seteros que van en coche a la sierra o el camión de la basura que parece que anda un poco retrasado, el paisaje es magnifico, la humedad de la mañana junto con el sol que aunque no calienta mucho todavía, le da a todo un aspecto brillante , mas arriba empieza verse las primeras manchas de nieve, primero en forma de hielo y poco a poco el cristal trasparente se hace blanco y mas adelante su espesor va creciendo y tapizando todo, ya en la pradera de la fuenfria donde se encuentran las barreras tenemos unos 8 0 10 cm que ira creciendo con la altura.
La nieve ha debido caer anoche mismo, ya que los arboles todavía no se han desprendido de su pesado lastre, no hace nada de aire pero aun así las ramas espolvorean constantemente la nieve creando la ilusión de estar nevando,
El rodar de momento no se hace muy pesado (para haber nieve), la barreras están abiertas y ha subido algún coche (supongo que los guardas o alguien que trabaje en el monte) ha creado en la nieve dos carriles, donde han pisado, de nieve muy dura y helada y mientras permanezcas dentro de ellos se puede rodar de una forma mas o menos digna, salirte de ellas supone meterse entre 10 o 15 cm. de nieve virgen
De repente unas grandes sombras pasan por encima de mi miro al cielo y se ven las nubes cruzar a toda velocidad a no mucha altura sobre mi cabeza y eso que a nivel superficie el viento es nulo, -oh! Oh! Creo que en breve el sol va a desaparecer, en efecto en el mirador de los poetas ya se ve como las nubes tratan de saltar por encima de la montaña como si un líquido gelatinoso se derramara desde la vertiente segoviana
Yo sigo por mi carril de nieve pisada como si de un funanbulista se tratara resulta complicado rodar pero si no fuera por este carril seria prácticamente imposible, los pies se meten en la nieve con cada pedalada pero es blanda y no interrumpe el paso, a veces por no salir del carril te das con alguna rama que por el peso esta en medio del camino propinándote una refrescante bofetada, en algunos tramos el/los coches que han pasado han derrapado removiendo el fondo helado de mi carril haciendo muy complicada la marcha
La sensación de soledad es grande pero agradable, a pesar de que llevo el mp3 esta tan bajo que puedo oír el viento en los arboles los pájaros y mas ruidos del bosque, así como la nieve caer de los árboles y el crujir de mis ruedas en esta, aparte de las rodadas de los coches (apenas 2 surcos de 20cm de ancho) no se ven otras huellas humanas, hay las propias dejadas por animales (creo que zorros , ratones y alguna de pájaro) sigo rumbo a el mirador de la reina y veo dos todoterrenos aparcados a un lado del camino, un hombre que esta dentro de uno sonríe y hace un gesto con la mano “madre mía donde te has metido” parece decir, yo saludo y sigo
Ahora se ven mas huellas de pisadas, y ya en el puerto de la fuenfria me encuentro a dos tipos vestidos de verde con escopetas, ¿un martes?
-son guardas o están cazando?- pregunto tras los buenos días
- estamos cazando, que ahora pasan las palomas migratorias- responden
-pues con esta niebla y este frio lo mismo se han quedado en Segovia a tomar algo- les comento
-pues no te digo yo que no, porque no ha pasado ni una, jajaja, y tu donde vas por ahí solo según esta todo (recordamos, nieve hasta por encima de los tobillos)
-pues para allá, (digo señalando el camino hacia marichiva) pero fijo que dentro de un rato estoy de vuelta, no creo que pueda seguir con tanta nieve
-pues nada ten cuidado majo y no vengas solo hombre que es peligroso
-tendré cuidado, venga que se de bien el día- y sigo
Efectivamente la nieve iba en aumento y cada vez era mas complicado pedalear, las ruedas derrapan y se clavan según les da sin orden ninguno intento ir por encima de unas huellas de persona de alguien que no hace mucho que ha pasado, pero es raro las pisadas vienen hacia mi y además se confunden con otras como si fuera una pareja, por las pisadas es aun peor vas a trompicones metiéndote en los agujeros, también se ven otras de zorro que por el momento no les hago el menor caso,
El avance es penoso apenas enlazas unas pocas pedaladas y al ir en plato pequeño pues os imaginareis el plan, pero bueno yo a lo chini chana chini chana, pie y vuelta a empezar, de repente veo que las pisadas se acaban en un chorrete amarillo, es decir que no eran dos personas era la misma que fue y volvió (imagino que alguno de los cazadores tras las huellas del zorro) que por el momento serán mi única compañía,de repente se me ocurre algo!! Y si sigo las huellas de zorro??
Efectivamente, por encima de las huellas del animal se pedalea un poco mejor (si se puede llamar a eso pedalear) ese bicho esta mas acostumbrado que yo y el jodio escoge los mejores sitios, también descubro que si al pedalear tiro del manillar hacia arriba avanzo un poco mejor ya que la rueda se agarra menos.
Un poco antes de llegar al collado de marichiva el zorro también me deja, ahora delante de mí hay nieve y solo nieve por donde no ha pasado nadie es maravilloso!!!! Sigo, salto la puerta del collado y empieza la bajada, si la bajo ya no hay vuelta posible la única salida estará delante, que así sea! La bajada resulta complicada, las piedras se esconden en la nieve apenas se adivinan pequeños bultos, frenar y girar es complicado, para colmo los pedales no enganchan con tanta nieve, vamos un poema, al descender un poco también baja el espesor de la nieve, paro y quito el hielo de los pedales y zapatillas esto ya es otra cosa!
Poco a poco el camino fluye y la nieve tiene poco espesor ya no incomoda tanto, es llano y puedo rodar a buen ritmo, sigo y sigo la nieve me deja poco a poco y deja paso a un pringoso barro un poco mas desagradable y sucio, me tengo que parar para acabar de quitar el hielo con unos palos de los piñones y cambio la cadena no deja de saltar.
Ya casi estoy en el alto del león, subo un tramo por carretera (hay que buscar un camino para la próxima) y en la cima giro a la derecha hacia la jarosa, cuando se me rompe la cadena, bueno se suelta en enganche rápido que tenia que haber cambiado hace mucho, no encuentro un trozo aunque me ayudan a buscarlo unas señoras que paseaban por allí, nada les doy las gracias y pongo uno que llevaba de repuesto jejeje menos mal!! Y sigo bajando hacia Guadarrma por una pista rapidísima voy emocionado como loco de contento por la aventura que he vivido hoy, pillo un salto pero solo salta la rueda trasera!!! Y me marco un invertido de unos 4 o 5 metros QUE SUSTO!!!!! Sigo bajando con mas atención hasta Guadarrama y de hay a Villalba donde una buena duchita me espera a mi y otra a mi bici.
total una ruta genial, un dia inolvidable!!!

Gracias CHANGO.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Translate

 

blogger templates | Make Money Online