¿QUÉ ES EL HYDROFORMING?

Con él se consigue dar formas a los tubos como antes no se había conseguido. Los líquidos tienen mucho que ver...


Esa técnica que Giant descubrió para la bici, y que hoy ya se ha extendido entre las marcas, llamada genéricamente Hydroforming (Giant la llama Fluid Form) no es, desde luego, exclusiva del mundo de la bici. Muy al contrario, es una técnica ya utilizada para multitud de usos industriales, especialmente en la industria automovilista, y consiste en deformar el metal (en el caso de las bicis se hace sobre todo con tubos) merced a la presión ejercida por un líquido, que puede ser agua, aceite... De este modo la deformación del material es más uniforme que con otros métodos, mejorando la regularidad de los grosores de paredes y así la resistencia y ligereza. Además, sólo de esta forma se pueden conseguir las atractivas y suaves formas que empezamos a ver en los tubos de algunas de las bicis de los escaparates.

El Hydroforming, o hidroconformado, que es como se le llama en nuestro idioma, aplicado a tubos, que es como se utiliza en las bicis, se explica de un modo muy sencillo:

1. El tubo ha de ser colocado dentro de una matriz o molde externo, que tendrá la imagen invertida de la forma que queremos conseguir en el tubo. Será el que limite la expansión del material en la forma deseada. El tubo se llena de fluido y se sella por ambos extremos.
2. Aplicando alta presión y temperatura el fluido empuja el material hacia los huecos que le deja la matriz, el metal adopta la forma deseada y compacta sus paredes, mejorando sus propiedades mecánicas.
Visto en: Mountainbike.com

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Translate

 

blogger templates | Make Money Online